Geoética en la exploración espacial y planetaria

La geoética y geodiversidad han ganado importancia en las últimas décadas en el contexto de las geociencias y sus vínculos interdisciplinarios. La geoética fue inicialmente promovida en 1991 como una nueva disciplina en el marco de Ciencias de la Tierra, vinculando ética y geología, y englobando aspectos científicos y sociales desde enfoques prácticos y teóricos(1). La institucionalización de la geoética se estableció más recientemente, en 2004, mediante la formación de un grupo de trabajo para la misma con el respaldo de la Asociación de Geocientíficos para el Desarrollo Internacional (AGID)(2). Geodiversidad fue utilizado por primera vez en 1993 como el equivalente geológico de la biodiversidad. Ha tenido considerable desarrollo conceptual y notable apoyo institucional, y ahora justifica el estado de un paradigma geológico, que incorpora en su definición toda la variedad de rocas, minerales y formaciones terrestres y los procesos que han formado estas características a través del tiempo geológico (3-7).

Aquí, proponemos que la incorporación de las cuestiones de geodiversidad y geoética en el estudio de la geología planetaria y la astrobiología enriquecería su carácter metodológico y conceptual.

logoGeoetica.jpg

La geoética tiene aplicaciones en, entre otras, la investigación de meteoroides y meteoritos(8), el estudio geológico de análogos terrestres, el uso correcto de los procedimientos de análisis mineralógicos y geoquímicos, la interrelación con la bioética y los compuestos orgánicos frente a la contaminación inorgánica en la Protección Planetaria, y muchos otros aspectos asociados a la integridad científica en el contexto de la geología planetaria y la astrobiología(9-10). Asimismo, la geodiversidad, tras las recientemente definidas y aprobadas directrices y recomendaciones de la IUCN, tendría un uso sin ambigüedad en el Espacio como Geodiversidad Planetaria, valorando y protegiendo los diferentes tipos y grupos de meteoritos como representantes de los cuerpos planetarios de nuestro Sistema Solar, así como considerando el valor de la naturaleza abiótica de los planetas en sí mismo. (De Martínez-Frías et al. 2009)

1 Nemec, V. & Nemcova, L. (2008) 33 º Congreso Geológico Internacional, Oslo, 6-14 de agosto.
2 http://www.bgs.ac.uk/agid/
3 Gray, JM (2003) Geodiversity: Valuing and Conserving Abiotic Nature, John Wiley & Sons Ltd., Chichester, 448 p
4 Kozlowski, S. (2004) Przeglad Geologiczny, 52-8/2, 833-837
5 JNCC (2009) http://www.ukglobalinfluence.org/Backgrounders/geodiversity.cfm
6 Santucci, VL (2005) Geodiversity & Geoconservation, 22-3: 29-34
7 IUCN (2008) http://data.iucn.org/dbtw-wpd/edocs/WCC-4th-004.pdf
8 Martínez-Frías, J. et al (2009) Bolides and Meteorite Falles, Praga, Mayo 10-15, 14-15.
9 Cockell, CS & Horneck, G. (2004) Space Policy 20: 291-295.
10 Cockell, CS & Horneck, G. (2006) Space Policy 22: 256-261.

Links:
Geoethics in Planetary and Space Exploration

 

back to top